miércoles, 4 de enero de 2017

Sufrimiento del sumiso

No hay nada que haga sufrir más a un sumiso que verse atado, inmovilizado y sin poder defenderse en ningún momento. Aunque en mis sesiones gobierna la palabra de seguridad, incluso por encima de mi misma, mientras no se pronuncia el sumiso está a mi entera disposición, atado, indefenso, con todo su pudor expuesto desvergonzadamente. Y humillado, muy humillado.

Con mi látigo, con mi fusta, flogger o incluso con mi propias manos que es como más me gusta, a un sumiso llorón lo tuve así dándole, sobre mis rodillas, desnudo y atado, todo lo que quise y más, jajajajaja, mientars dos amigas mias una grababa en video y la otra miraba, jajajaja.

No tienes lo que tienen los hombres para llamarme ahora al 803 477 608


Submissive guy punished by Asian mistress at Free Porn Videos


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario